miércoles, noviembre 15, 2006

"Doblao extremeño con baúl de zapatero" (2005)

Aquí holgazanea la siesta solitaria que adormece las cosas inertes que ya no se usan, reposan entre gatos y patatas los melones y sandias del verano. Las viejas historias dicen que también rondan los que ya no están entre nosotros, entre sus esencias guardadas con ternura.


"Rivera de Cazalla de la Sierra" (Sevilla), 2003.

Las riveras son antesalas de la calma donde los Olmos, Chopos y Alisos quitan cobertura a cualquier móvil suplantando su estridente sonido por el politono del Carbonero o el Herrerillo.

Puedes cruzarte oportuno y temprano con un setero que deja aroma a Pistilas, Macrolepiotas o Boletus, de Chopo o setas de Cardo. Le alcanzará más tarde el silencio y todo, como siempre, retornará a la calma.

4 comentarios:

Bertha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

A mi me causa añoranza, nostalgia de lo que tuve, me hacen pensar, gracias.

Bertha dijo...

Lo ves, descreido, como hasta tengo inteligencia visual!!! Claro, con que no entenderás nada, si hasta he acertado que los nombres raros eran nombres de pájaros y setas... como empiece yo a ponerte nombres de peces te va a enterar...

Ala, después de desquitarme por la injuria... la foto molt maca!!

Anónimo dijo...

No me jodas cabronazo,sigo mirando y las fotos no tienen desperdicio son realmente EXELENTES a ver si te convences y te empesas a forrar pa venir a visitarnos.
El Mago.