sábado, abril 24, 2010

Gaudi no contaba con las antenas


Y Cerdà soñaba con patios interiores,
verdes y tranquilos.

L'Eixample de Barcelona 2010.