domingo, noviembre 19, 2017


Rincones perdidos en mi oficina
(donde nunca llega la cobertura)










Monumento Natural Mina la Jayona (noviembre 2017)

miércoles, noviembre 30, 2016


Pentagrama desde el vacío



   Desoladas, colgadas frente al vacío, aguantando el frío y el viento, empapadas… sujetando con la fuerza de sus tensadas mandíbulas la pesada ropa mojada, las sábanas y la ropa interior que aún revelan efluvios humanos; las plantillas de las alpargatas, la lana engordada o los trapos de la cocina. 
   Con su duro trabajo mantienen las prendas hasta que una vez secas son recogidas sin demora o simplemente se olvidan bajo la lluvia, durante días, durante noches.
   Pinzas de terraza que se juegan la vida, que mueren atropelladas o quedan naufragadas sobre alguna tórrida cornisa, y pinzas de huerto que se pierden en la verde flora de primavera. Son estas luchadoras silenciosas y conformistas que saben de su importante labor, que reconocen que aún pueden pasar a mejor vida si son elegidas para pinzas de sisi; trabajo más liviano este y que alterna el calor tibio del sol con el de la estufa.
   Presuntuosas pinzas de sisi que se quejan sin consideración por sus hermanas de fuera, de su efímera existencia dentro del hogar si son escogidas para los juegos del cachorro humano, que miran de soslayo a esas otras pinzas de clase alta, esas que sujetan las bolsitas de frutos secos, los paquetillos de pipas empezados, el maíz de las palomitas o las sopas instantáneas que, una vez abiertas, se secan sin remedio. 
   Estas últimas, felices de su dicha, no saben que de ahí sólo hay un paso al fin… ninguna de estas aristócratas pinzas de cocina salió triunfante de ese electrodoméstico que ruge cuando le parece, la que te empolva de invierno. Esa helada y oscura nevera que guarda tantas bolsas de verduras abiertas con los dientes... esa que no conoce aún las bolsas Zip con autocierre...

lunes, mayo 16, 2016

La lluvia regando los campos; Primavera instalada...
 
 

(Time-laps de 410 imágenes tomando 1 de cada 5 segundos.
Música grabada en tres pistas con guitarra acústica Yamaha)
Localización: Fuente del Arco (Badajoz). 2016

domingo, abril 17, 2016




Deshacerme de todo, adentrarme en las arenas del olvido para
descalzarme ante el insondanble cielo, desear no haber deseado nunca...

lunes, marzo 28, 2016

Tal como eres...

(Homenaje a Javier Krahe)

 
No me importa que seas besucona
ni que juegues conmigo a las sirenas
ni que seas tan lista y tan persona
ni que rías mis gracias y sonrías mis penas.

No me importa que estés tan disponible
ni que tengas la piel así de suave
ni que seas bebible y comestible
ni que tengas tu piso y me dejes la llave.

Te tendré que aceptar tal como eres.

No me importa que sepas de cocina
ni que cuajes de flores tu terraza
ni tus dotes medidas de adivina
para hacer sugerencias o para no meter baza.

Te tendré que aceptar tal como eres:
una de esas mujeres
que ocurren en la vida
enigmas como tú para mi voz de amante
contante
sonante
no darla por perdida.

No me importa saber lo que no dices
mientras pintas tus labios de camelia
ni me importa que te intelectualices
y me leas de todo, que pareces Babelia.

No me importa el silencio que desnudas
cuando estoy ya despierto y tú aún dormida
ni me importa el runrún con que saludas
y recreas el mundo, recién amanecida.

Te tendré que aceptar tal como eres.

No me importa que digas que me quieres
ni que vuelvas la espalda a tus ideas
cuando me hablas de mil amaneceres
sin salir de mis brazos, aunque no te lo creas.

Te tendré que aceptar tal como eres:
una de esas mujeres
que ocurren en la vida
regalos como tú
para mi voz de amante
contante
sonante
no darla por perdida.

Te tendré que querer tal como eres,
me tendrás que aceptar tal como soy.
  
(Javier Krahe)
 

martes, julio 21, 2015

La tarde desatada


Fuente de Arco (Badajoz). 2015.


Julio ha sido muy caluroso; tan seco quedaba el pasto que olía a sudor de langosto. No sólo el polvo blando en el viento era masticable, también lo era esa modorra que, fantasmagórica, aparece justo al despertar de la siesta, produciendo una sensación onírica en la que no eras tú el que estaba allí, si no más bien una charca de sudor que se filtraba por el torrado jergón.
El primer zumbido fue el del moscón que entra tan galante por la ventana y que tras ver ondear el zapato sale presuroso arrollándose la cristalera, el segundo zumbido: el de la tormenta que se iba fraguando... reflejo de la candela que estos días calentaba la tierra del hortelano.

sábado, diciembre 20, 2014

 Aquellos días de niebla.















    Aquellos días de niebla, cuándo el rocío lloraba por el cristal roto de la araña y su reflejo era el de todos, la noche llegaba entonces fría y envuelta en un sudario de inquietud, inhóspito suceso la desaparición de luz aterradora en todas sus formas... inhóspita crueldad asimilada por la alambrada y la tela de araña, unión de lo humano y lo animal... todo devorado por aquellos días de niebla.

 (Diciembre 2014)

lunes, diciembre 15, 2014

  Domingo de matiné


Un par de madrugadores se acercan para escuchar esos pasodobles que aún mantienen solera, como las historicas piedras que nos rodean. 
(Trujillo, 2014).

sábado, octubre 25, 2014

  Serendipiti. el globo pinchado


 Peso humano

 Radioveletas

 Huida

 Tiburones catódicos

Si ellos lo quieren... ¿Por qué no?
(Festa del Cel. Mataró, 2014)

lunes, septiembre 08, 2014

sábado, marzo 29, 2014

TACTO


El tacto pertenece a una misma cosa, dos manos que juntan sus pulgares es piel con piel y nada lo interfiere.
Es como el mar cuando acaricia la arena, todo es las dos caras de una misma cosa....
¿Cuantas miles de gotas acarician constantemente miles de granos de arena?

viernes, marzo 14, 2014


EL CAMINO QUE TOMAMOS
Y QUE REPETIMOS Y JAMÁS APRENDEMOS,
ELIMINANDO CURVAS Y NUEVAS POSIBILIDADES.
NUESTRA RESPIRACIÓN SE VUELVE JADEANTE...
¿Y SI NOS SALÍMOS DEL MARCO?